quinta-feira, 10 de março de 2011

A DOS VIEJOS AMIGOS




¡Bendita soledad, vuelvo a tenerte!
¡Hoy regreso contigo, y nos iremos
hasta el portal de donde no volvemos,
ni en gloria o mala suerte!


¡Compañero silencio, gusto en verte!
¡Hablemos sin palabras o callemos!
¿Qué resta por decir, si ambos sabemos
la paz que nos divierte?


¡Antes que el frío invierno vuelva inerte
la savia de la vida, meditemos!
¡Ni es tán feliz el día en que nacemos,
ni es tan triste la muerte!

Darío García 
 (El Poeta de los churros)
 03/03/2011

Postar um comentário